Día Mundial del Medio Ambiente

El agua es un recurso esencial. Los ecosistemas de agua dulce se han visto degradados a pasos agigantados durante los últimos años y expuestos a la contaminación provocada por contaminantes químicos, plásticos y aguas residuales.

Si bien a nivel operativo, las empresas de agua contemplamos como parte de nuestra actividad devolver las aguas residuales tratadas y limpias una vez usadas al cauce receptor, Aljarafesa se posiciona como una empresa comprometida con el medio ambiente, por su lucha contra el cambio climático y cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Buena muestra de esta estrategia son los logros obtenidos estos últimos años, encabezando a nivel público nacional, la obtención de certificaciones tan importantes como las del cálculo de Huella de Carbono, huella hídrica y de agua.

La emergencia climática, hizo a esta empresa de aguas, abarcar en 2017 un ambicioso proyecto para conocer y elaborar un plan de reducción de Carbono, a fin de contribuir a la lucha contra el cambio climático.

Aljarafesa consiguió reducir en 2019 su Huella de Carbono en casi un 50%, como refleja la verificación de las emisiones de gases de efecto invernadero realizada por Aenor conforme a la Norma ISO 14.064. Para ello incluye en su Plan de Acción medidas como la compra de energía verde.

En este sentido, en los últimos años, Aljarafesa ha apostado por el uso progresivo de energías renovables en su actividad, que para este año conseguirá garantizar en origen el 100% del uso de este tipo de energías tanto en sus procesos productivos como en su actividad completa, contribuyendo de esta forma a la minimización del cambio climático.

Hay que tener en cuenta que, más del 90% de las emisiones directas e indirectas de la actividad, proceden del suministro eléctrico.

Otras medidas del plan de acción para la reducción de huella de carbono que podríamos destacar son la optimización de los consumos eléctricos mediante tecnología de monitorización, la incorporación de vehículos híbridos a la flota corporativa o la valorización del biogás en la EDAR.

Huella Hídrica y de Agua

La Huella Hídrica de una organización es una medida del total del agua consumida para producir los bienes y servicios que proporciona, siendo el resultado del cálculo de tres indicadores, en función de la procedencia del agua: huella hídrica verde (agua de lluvia), huella hídrica azul (agua captada superficial y subterránea) y huella hídrica gris (volumen de agua dulce requerida para asimilar la carga contaminante y devolverla limpia a los arroyos). v

Aljarafesa ha verificado sus Huellas Hídrica y de Agua, convirtiéndose en la primera empresa pública andaluza del sector en alcanzar dicho hito. El proyecto se ha basado en el estándar de reconocido prestigio internacional desarrollado por la Water Footprint Network para la Huella Hídrica, y la Norma ISO 14046 de Huella de Agua.

En este sentido, los estudios de huella hídrica y huella de agua son indicadores sólidos que ofrecen a la empresa conocimiento específico sobre el consumo de agua dulce dentro de la entidad, en términos de eficiencia en el uso del recurso y de sus impactos en el medio respectivamente.

Dichos indicadores, nos ayudan a identificar, mediante el cálculo de la Huella de Agua, qué impactos se están produciendo en el medio para poder minimizarlos, por lo que ambos estudios son complementarios.

Con ambos estudios se han analizado los consumos de agua directos e indirectos, debido a los consumos de materia y energía de la organización, y los impactos que éstos generan sobre la misma para el trienio 2017, 2018 y 2019, estableciéndose una estrategia sólida basada en los resultados de tres años de estudio consecutivos.

Para mejorar sus Huellas de agua y, por consiguiente, su impacto sobre el medio, Aljarafesa viene desarrollando iniciativas como sus campañas de individualización de contadores, planes de sectorización de la red de agua potable para la optimización del control de consumos y de mermas, obras para la disminución del agua no registrada, actuaciones para la mejora de la calidad y el mayor control sobre el agua vertida o acciones de concienciación para el uso racional del agua, entre otras, que ponen en valor el compromiso de la empresa con la sostenibilidad medioambiental de los recursos hídricos.

Dentro de la contribución al cumplimiento del Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS6), por nuestra estrategia de sostenibilidad y por nuestra condición de empresa gestora, tenemos un amplio recorrido en cuanto a la toma de decisiones que favorecen la lucha contra el Cambio Climático y la Economía Circular.

En este sentido, los estudios de huella hídrica y huella de agua son indicadores sólidos que ofrecen a la empresa conocimiento específico sobre el consumo de agua dulce dentro de la entidad en términos de eficiencia en el uso del recurso y de sus impactos en el medio respectivamente.

El agua es un recurso seriamente afectado por el cambio climático. Al mismo tiempo, su correcta gestión es esencial para el desarrollo sostenible del planeta y de las personas, así como es un derecho humano reconocido por Naciones Unidas.

Aljarafesa, como empresa pública responsable del ciclo integral del agua en la comarca del Aljarafe, contempla en su Plan Estratégico la minimización del impacto ambiental de sus procesos y actividades, la contribución a la Economía Circular y la necesidad de frenar el Cambio Climático mediante la reducción de sus Huellas Hídrica y de Agua, y de Carbono.

En materia de responsabilidad social corporativa, Aljarafesa se ha sumado al compromiso derivado de la Agenda 2030 de Naciones Unidas mediante el estudio de su contribución a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), siendo este un aspecto transversal en nuestro Plan Estratégico 2020-2025. En consecuencia, se han identificado los ODS prioritarios mediante un análisis de materialidad y del ciclo de vida a través de la metodología SDG Compass, dando lugar a un Plan de Contribución a los ODS.