Aljarafesa pone en marcha de forma progresiva el nuevo sistema de abastecimiento a Bormujos

El próximo martes, la empresa de aguas del Aljarafe, Aljarafesa, pondrá en marcha de forma progresiva, el nuevo sistema de abastecimiento para la zona norte de Bormujos que beneficiará alrededor de 4.000 vecinos con una mejora en la calidad del suministro del agua potable en sus viviendas.

Desde el martes, se pondrá en funcionamiento, las distintas infraestructuras que se han llevado a cabo para la mejora del suministro de agua potable en Bormujos, el cual se estima estarán reguladas al cien por cien en el plazo aproximado de un mes.

En diversas actuaciones realizadas a lo largo de estos últimos cuatro años, Aljarafesa da respuesta a la demanda de los vecinos y del Ayuntamiento de Bormujos, ampliando y actualizando las instalaciones que distribuyen el agua potable a la zona norte del municipio.

Para afrontar este nuevo sistema de abastecimiento, han sido necesarias la ejecución de tres actuaciones. La primera, cofinanciada entre la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir y la propia Aljarafesa, supuso una inversión de alrededor de 3 millones de euros. Dicha actuación se concretó en 2016 en la ejecución de una nueva arteria de refuerzo del ramal oriental de abastecimiento al Aljarafe que es imprescindible para poder llevar a cabo el resto de las infraestructuras necesarias para optimizar la prestación del servicio.

Estas obras han dotado de una mayor garantía de suministro directamente a los municipios de Gines, Castilleja de la Cuesta y Tomares, además de Bormujos, y de forma indirecta a Mairena del Aljarafe, Palomares del Río y Gelves.

A partir de ese momento, se realizó un estudio con las distintas alternativas de mejora en la calidad del suministro del agua potable en Bormujos atendiendo a distintos parámetros (garantía del abastecimiento, caudal, presión…), que determinó la división del suministro a la población diferenciado en dos sectores y que se finalizó a finales de 2019 con la ejecución de más de 15 km de nuevas tuberías de distribución y transporte de agua de consumo humano, así como más de 840 acometidas renovadas en cuarenta y una calles de dicho municipio. La mayoría de estas obras fueron realizadas en pleno casco urbano, lo que supuso una complejidad técnica añadida debido a la gran cantidad de servicios afectados existentes en dichas vías y que interactuaban con las nuevas redes, con un coste aproximado a los 2,1 millones de euros.

La tercera actuación, que ha venido realizándose a lo largo de 2020 con un gran esfuerzo tanto humano como económico derivado de la crisis sanitaria que afecta al país, ha sido las obras necesarias en el recinto del depósito local, las cuales han consistido en la realización de diferentes interconexiones en la salida del depósito de abastecimiento, así como la instalación de un caudalímetro telecomandado con el sistema SCADA de Aljarafesa, para poder realizar el suministro a la población de forma independiente a los dos nuevos sectores creados, con garantía, versatilidad y eficiencia.