¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si continua con la navegación, entendemos que acepta su uso Saber más

Acepto
  • Inicio
  • Aljarafesa intensifica sus acciones para ahorrar agua en situación de sequía con su Plan A+.

Aljarafesa intensifica sus acciones para ahorrar agua en situación de sequía con su Plan A+

Con motivo de la situación de prealerta por sequía en la que nos encontramos, Aljarafesa presenta su Plan A+ haciéndolo coincidir con el Día Mundial del Agua. Si bien desde mediados de noviembre, la empresa responsable del ciclo integral del agua en la comarca del Aljarafe está llevando a cabo campañas de concienciación para el uso responsable del agua orientado a sus usuarios, con el plan A+, traslada esta responsabilidad de eficiencia en el ahorro de huella hídrica a las propias empresas operadoras de agua, que con motivo de la escasez actual deben intensificar las acciones necesarias para hacer una gestión más eficiente.

En este sentido, trabajando desde la planificación de las propias infraestructuras, Aljarafesa ha aumentado las labores de mantenimiento, renovación y microsectorización de las redes de abastecimiento, utilizando en las renovaciones además, materiales de mayor resistencia y vida útil, sectorizando la red, regulando presiones e individualizando contadores.

Por otro lado, la empresa pública de agua ha instalado sistemas de vigilancia continua 24/7 para la detección de fugas en redes de abastecimiento, reduciendo de esta forma, los tiempos de atención de averías, y ha puesto en marcha campañas de detección de fraudes y usos inadecuados de agua.

En relación al servicio de saneamiento, Aljarafesa devuelve cerca de 20 millones de metros cúbicos al año de aguas depuradas a los cauces de los ríos y además, reutiliza las aguas residuales depuradas para autoconsumo en las plantas, recuperando además agua del lavado de filtros y decantadores de sus sistemas productivos.

De todas estas medidas, la empresa de aguas dio cuenta la semana pasada a sus consejeros durante la celebración de un Consejo de Administración en el que Aljarafesa ha puesto en conocimiento de los integrantes del mismo, la situación, evolución y acciones previstas para hacer frente a la sequía.

Desde el pasado 22 de noviembre la empresa responsable de la gestión del ciclo hidráulico urbano en la comarca del Aljarafe activó su Plan de Emergencia ante Situaciones de Sequía.

Estos planes son las herramientas imprescindibles para afrontar, gestionar y coordinar entre las distintas empresas y organismos responsables de los recursos hídricos de la Demarcación Hidrográfica del Guadalquivir, las actuaciones que amortigüen los efectos negativos de la sequía.

Si bien aún no estamos en situación crítica, nuestras reservas se encuentran al cincuenta por ciento de su capacidad de embalse. Esto quiere decir que, si sigue sin llover, previsiblemente para el mes de julio, entraríamos en estado de alerta.

Precisamente para hacer un seguimiento del estado de la sequía, el Plan de Emergencia que Aljarafesa ha realizado de forma coordinada con Emasesa, al compartir con esta entidad los recursos para el abastecimiento a la población servida, se ha constituido un Comité de Sequía, una Oficina Técnica de la sequía y una Mesa de coordinación, ésta última formada por personal técnico de las dos empresas de agua.

El propio plan recoge una propuesta de actuaciones para cada estado de sequía, a fin de mitigar los efectos de la situación de escasez entre las que, en este periodo de prealerta, destacan las campañas de concienciación al ciudadano con medidas para hacer un uso responsable del agua.

“La escasez de agua es un problema de todos, por eso hemos querido reunir a nuestros consejeros que, como representantes municipales, están permanentemente en contacto con nuestros vecinos, buscando su colaboración en esta importante misión de difusión para la concienciación sobre el uso responsable del agua”, indica el presidente de la empresa de aguas, Fernando Rodríguez Villalobos.

En este sentido, en la reunión de la semana pasada, además, se analizaron las medidas de ahorro en usos municipales no imprescindibles, a fin de dar ejemplo al vecino desde los propios ayuntamientos.

Según Villalobos, “las operadoras del ciclo hidráulico urbano así como los representantes municipales, tenemos que dar ejemplo de gestión eficiente del recurso agua, además de buscar el cambio de hábitos de nuestros consumidores”.

Pulsa para ver el vídeo USOS Y RECURSOS